lunes, 17 de septiembre de 2007

-:-:-:-UnA cAnCiOn DeSeSpErAdA -:-:-:-



Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.
El rio anuda al mar su lamento obstinado.
Abandonado como los mueyes en el alba.
Es la hora de partir, ¡oh, abandonado!
Sobre mi corazon llueven frias corolas.
¡Oh, sentina de escombros, feroz cueva de naufragos!
En ti se acumularonlas guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alar los pajaros del canto.
Todo te lo tragaste, como la lejania, como el mar,
como el tiempo. ¡Todo en ti fue naufragio!
Es la alegre hora del asalto y del beso.
La hora del estupor que ardia como un faro.
Ansiedad de piloto, furia de buzo ciego,
turbia embriaguez de amor. ¡Todo en ti fue naufragio!
En la infancia de niebla mi alma alada y herida.
Descubridor perdido. ¡Todo en ti fue naufragio!
Hice retroceder la muralla de sombra,
anduve mas alla del deseo y del tacto.
Oh carne, carne mia, mujer que ame y perdi,
a ti en esta hora humeda, evoco y hago canto.
Como un vaso albergaste la infinita ternura,
y el infinito olvido te trizo como un vaso.
Era lanegra, negra soledad de las islas,
y alli, mujer de amor, me acogieron tus brazos.
Era la sed y el hambre, y tu fuiste la fruta.
Era el duelo y las ruinas, y tu fuiste el milagro.
¡Ah mujer, no se comopudiste contenerme
en la tierra de tu alma, y en la cruz de tus brazos!
Mi deseo de ti fue el mas terrible y corto,
el mas revuelto y ebrio, el mas tirante y avido.
C ementerio de besos, aun hay fuego en tus tumbas,
aun los racimos arden picoteados de pajaros.
¡Oh, la boca mordida, oh, ,os besados miembros,
oh, los hambrientos dientes, oh, los cuerpos tranzados!
¡Oh la cipula loca de speranza y esfuerzo
en que nos anudamos y desesperamos!
Y la ternura, leve como el agua y la harina.
Y lapalabra apenas comenzada en los labios.
Ese fue mi destino, y en el viajo mi anhelo
y en el cayo mi anhelo.¡Todo en ti fue naufragio!
De tumbo en tumbo aun llameaste y cantaste
De pie como un amarino en la proa de un barco.
Aun floresiste en cantos, aun rompiste en corrientes
¡Oh sentina de escombros!, pozo abierto y amargo.
Palido buzo ciego, desventurado hondero,
descubridor perdido. ¡Todo en ti fue naufragio!
Es la hora de partir, la dura y fria hora
que la noche sujeta a todo horario.
El cinturon ruidoso del mar ciñe la costa
Surgen frias estrellas, emigran negros pajaros.
Abandonado como los muelles en el alba
Solo la sombra tremula se retuerce en mis manos.
Ah, mas alla de todo. Ah, mas alla de todo,
Es la hora de partir. ¡Oh abandonado!.


ORIGINAL: Pablo Neruda.


2 comentarios:

Mariposo dijo...

Escapo de la ciudad imaginaria
Sobre el olvido de mis pasos
No llevo a cuestas ninguna prisa
Pero estoy urgido de conjeturas
Con los ojos llenos del verde de tu puerta
Donde se filtra nuestra historia
La desesperación no sabe de primaveras.

La chispa de pensarte en la distancia
Hace que tu cuerpo se deforme
Se entierre el amor imaginario.

Los cuervos nos devoran
Cualquier rastro de amistad.


http://divague.com.ar/texto.asp?cPar1=1605

Mariposo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

Modified by Blogcrowds