miércoles, 9 de enero de 2008

La Entrada Que Te Prometi...

Jamás imagine que fuese tan complicado dedicarte una lineas; he rebuscado las palabras correctas, los sentimientos idóneos... me he desvelado unas varias noches por recordar y caer en los ayeres, me he roto la cabeza tratando de escribir algo que te hiciese simbrar el corazón, para hacerte saber que desde que te conocí has sido especial dentro de mi ser, me he desvelado tan absurdamente para intentar quedar bien y hacerte sonreír, y digo que es de una manera absurda mi desvelo porque ignore el hecho de que no es necesario que realice absolutamente nada para que veas que para mi vales oro, y ahora tras largos días de desvelo y cansada búsqueda, puedo notar que para ti soy valiosa también, puesto que después de mas de diez años de conocernos aun sigues aquí, en mi camino y yo voy junto a ti, procurando tus pasos.
Dentro de tantas y tantas cosas, esta quizás sea la dedicatoria mas difícil que me haya dispuesto a escribir, puesto que en ella he de revelarte uno de mis mas codiciados secretos:
cuando era un poco mas pequeña, unos quince años mas o menos y cruzaste justo frente a mis ojos, sentí lo que jamas había sentido, las piernas me temblaron aun solo paso de desistir y hacerme caer, las manos destilaron mares y los traicioneros nervios se hicieron presentes, y en menos de un minuto , mi corazón voló de la mano de una ilusión sin futuro; pero sin embargo solo yo sentí aquello, tu nunca me viste como quería que me vieras, nunca me imaginaste como yo te imaginaba a diario, a mi lado, tomando mi mano y después de un intenso cruce silencioso de miradas me arrebataces un beso... todas las veces, solo pasabas de largo, me dedicabas un leve saludo y te perdias en la lejanía de la calle, solo eso, y debo admitir que así pasaron un par de años, en los que cada día si falta, te soné, te ame, te desee, solo dentro de mi, solo en secreto, hasta que decidí dejarte volar, y buscar en ti algo que te volviese eterno, algo que al amarte no podría serme otorgado, así es que tome la decisión de que dejaras de ser mi imposible, mi platónico y convertirte en mi amigo aunque tu no lo supieras nunca. Hoy queridisimo Chef he de hacerte saber que la alegría me baña y el sosiego de mi alma me reconforta al ver que lo he logrado; ahora te mantendrás eterno, inmortal dentro de mi y de esta forma he de demostrarte que yo estaré para ti, y creeme, agradezco tanto haber sentido todo aquello por ti, porque hoy puedo quererte limpiamente, puedo valorarte y ver el gran ser humano que eres. Te prometí escribir esta entrada en mi rincón sagrado, aquí la tienes y como obsequio extra te brindo mi secreto, solo para que veas cuan importante puedes ser en la vida de quien menos te imaginas.

Te quiero mucho , y gracias por haber pasado frente a mi aquella tarde, por haberme hecho volar tantas lunas de mi calendario y por regalarme tu amistad, cachitos de tu tiempo, sabios consejos y el placer de conocerte.

Do.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene una nueva entrada en las ardillas.
CP

ARCADIA dijo...

mmmm... que lindo y mejor aun que te atrevas a escribir y comparti tu gran secreto..
querida amiga... besos y abrazos y me gusto tu nueva cara..

Do men y Co dijo...

Felicidades por tu post y todo tu blog, divino como tú.

Modified by Blogcrowds